¿Nacional(ista) contra social(ista)?

. martes, 8 de mayo de 2007

Por F. Xavier Agulló. El concepto nacionalsocialista se ha asimilado a nazismo. Pues bien, yo soy nacionalsocialista y no soy nazi, todo lo contrario. Me he dado cuenta a la vista de un magnífico artículo del que es coautor Josep M. Lozano, experto de RSC de la escuela de negocios española ESADE, y publicado hace ya mucho tiempo, el 30 de octubre de 2006 en La Vanguardia (mis sistemas de información no son infalibles...), de lo que soy: nacional(ista) y social(ista), es decir, un nacionalsocialista, sí, ¿y qué?

Hay quiénes quieren manipular las cosas, convirtiendo lo nacional(ista) como contrario a lo social(ista), ahora está de moda en España, y otras partes de este mundo "moderno y global", el acusar a quiénes tenemos sensibilidad hacia nuestro territorio de pertenencia de ser nacional(istas) y anti(sociales). Lo mejor de todo, es que tanto derecha como izquierda políticas tienen los mismos argumentos de fondo, lógicamente con formas diferentes.

Saben que no departo de temas políticos en este blog, pero no podemos permitir que nos intenten engañar y hacer creer que que lo nacional y lo social son contrarios, eso no es política. O mejor dicho, que me digan que lo que es nacional y social para mi no les vale porque no es como lo que es nacional y social para dicho colectivo tan global y moderno. La sensibilidad identitaria, el sentimiento de pertenencia, el respeto a la diferencia, el respeto a los pueblos indígenas, a las lenguas,... Todo ello es responsabilidad social, es sensibilidad social y nacional. Porque todo el mundo lo tiene, es la base de nuestra estima como colectividad.

Eso es responsabilidad cultural. El problema está entre quienes quieren imponer a otras gentes su modelo de nacional y de social. Como se dice en el artículo, el "modelo sueco" es un modelo no sólo social, también nacional, sino sería "el modelo social en Suecia".

Cuanto más nos queremos (y nos respetan!) lo que nos rodea, más podemos querer al resto del mundo.


1 Comentarios:

Rosa Alonso dijo...

Gran reflexión ésta última (con paréntesis incluído)! Sí señor!

Es una cuestión más bien estomacal el hablar de mi territorio ya que no creo que sea paradigma de otros modelos mundiales.
Por lo que se refiere a la responsabilidad cultural de quienes intentan manipular los conceptos, nada más que decir. Totalmente de acuerdo.

Entradas anteriores