Veedurías ciudadanas (o contralorías sociales) para Territorios Socialmente Responsables

. jueves, 10 de mayo de 2007

Por F. Xavier Agulló. Hace unos días, en este blog, encontré un comentario de una llamada 'Red de inversión social: red de vigilancia ciudadana', en el que se felicitaban por encontrar una red de blogs en Blog Responsable como existe en su proyecto digital también, en Ecuador. Interesado en su proyecto, me llamó la atención encontrar en él un concepto que, dada la normalidad con la que lo tratan, debe ser habitual en ese país, como mínimo: las veedurías ciudadanas o contralorías sociales.

Como residente a este lado del Atlántico me chocaron de entrada dichos conceptos tan latinoamericanos, pero mi espíritu aventurero me conminó a profundizar en ello. De hecho veeduría es una palabra preciosa, lo de contraloría ya me cuesta más, pues entiendo que viene de 'control', ignoro el motivo por el que han cambia una 'o' por una 'a'.

Pero maravillas de nuestro mundo encontré en estas veedurías ciudadanas una herramienta de miedo para un territorio socialmente responsable (TSR). En resumen, una veeduría social o contraloría ciudadana viene a ser un elemento que la Comisión de Control Cívico de la Corrupción (CCCC) introdujo hace ya años para facilitar el escrutinio ciudadano, público, sobre las cuentas de las municipalidades. Cualquier persona del vecindario, si cumple unos mínimos requisitos, puede formar parte de ella.

Sin entrar a valorar el resultado que habrá tenido (seis años después, Ecuador es el quinto país latinoamericano, empezando por la cola, en el ranking de corrupción de Transpareny International, sólo superado por Haití, Paraguay, Venezuela y Guatemala), creo que es una herramienta magnífica para escrutar la responsabilidad de, ya no sólo los agentes públicos, sino de todo agente social del territorio: empresas, ONG, sindicatos, Iglesia y todo agente social susceptible de tener impacto sobre la sociedad puede ser controlada (mejor dicho, contralada o vista) por un grupo elegido y rotatorio de ciudadanía voluntaria, que remite sus informes.

El consumo responsable, que tanto echamos en falta quienes promulgamos una corresponsabilidad social de todos los agentes sociales (¡¡oh consumo responsable dónde estás!!), necesita de transparencia e información objetiva para tomar sus decisiones de compra, la base de nuestro sistema. En un Territorio Socialmente Responsable o TSR no creo que pueda haber herramienta más útil que una veeduría ciudadana o contraloría social.
Me gustaría saber más sobre veedurías o contralorías, y me gustaría saber más sobre esta red de vigilancia ciudadana llamada Red de inversión social que tanto me ha interesado. Investigaré sobre ello, e intentaré implantar una prueba piloto en algún territorio cercano... si se atreve! ¿Alguien sabe más sobre ello?


3 Comentarios:

Christian Espinosa dijo...

Gracias por la referencia, hemos hecho una nota al respecto ya que el compartir estas experiencias es el objetivo y que mejor si trascienden el orden local.

Christian Espinosa
Contenidos y mantenimiento de la Red

José Rocha J. dijo...

Hola, me parece interesante la nota y el tema de las veedurías. Tu artículo lo he enlazado en mi blog.

En Colombia, el periodista Norbey Quintero H, publicada en Periódico El Espectador (Colombia), sobre las Veedurías Ciudadanas en Colombia, que consta de tres (3) entregas. (A la fecha de actualización de este blog -2/05/2008-, los artículos ya no están disponibles en la fuente original). Se pueden descargar del website de la Fundación Avina en formato PDF http://www.avina.net/web/siteavina.nsf/page?open

Yo los he reproducido y complementado con enlaces a entidades, instituciones, documentos y mapas en mi blog http://blogjus.wordpress.com/2007/11/06/veedurias-ciudadanas/

F. Xavier Agullo dijo...

Gracias José por tus referencias. Desde que conocí el desarrollo de las veedurías en varios países de Latinoamérica, me interesó enormemente el concepto como herramientas para el desarrollo de territorios socialmente responsables. Sigo buscando fórmulas para la ‘importación’ del concepto a Europa, quizás con funciones más de contraloría en asuntos privados, además de públicos. Nuestra sociedad está dormida, no existen grupos de presión activos, por lo que agentes sociales ‘irresponsables’ campan a sus anchas. Tiempo al tiempo, pero deseo una difusión de las veedurías por todo el mundo.

Entradas anteriores