Demandan al Real Madrid por promover el juego

. miércoles, 3 de octubre de 2007

Camiseta del Real Madrid con publicidad de BwinPor F. Xavier Agulló. Hace unos meses, cuando caí en la cuenta que dos equipos españoles de futbol lucían publicidad de marcas de apuestas on line (Real Madrid CF con Betandwin i Sevilla FC con 888.com) me pregunté si ello era legal. De hecho, cuando el FC Barcelona, antes de tirar a diana con el tema de Unicef (El Barça del Milenio), se planteó lucir publicidad, entre ellas estaba una casa de apuestas. Por lo tanto no es tema nuevo.

Pero se planteó siempre desde un punto de vista ético en el caso del Barça, pero porqué nunca antes había lucido publicidad en su camiseta. Pero seguía sin entender como era posible que fuera 'legal'.

Ya no es posible la publicidad de marcas de tabaco o de alcohol (excepto vino) en eventos deportivos, como en automobilismo o motociclismo bien saben, pero mi pregunta es: ¿cómo diablos es posible lucir publicidad de marcas de apuestas on line? ¿Cuál es la diferencia respecto a alcohol o tabaco?

Y bueno, ahora parece que alguien toma cartas en el asunto: Demandan al Real Madrid por promover el juego. Ya era hora. Una asociación que agrupa a exludópatas, el Centre Català d'Adiccions Socials (Acencas) decidió emprender en julio una denuncia contra dicho equipo, el Sevilla y el Castelldefels (un equipo catalán de categorías inferiores que luce publicidad de miapuesta.com) por considerar que no es posible hacer publicidad de una actividad que, en España, es ilegal o no está suficientemente regulada.

Alegan que estos clubs vulneran las leyes de protección al menor al vender a los niños camisetas con los anagramas de casas de apuestas, cosa que fomenta el juego entre la infancia. La pretensión de Acencas es que los clubs prohiban las tallas menores para niños y jóvenes menores de 18 años.

La desvergüenza de las casas de apuestas on line llega al extremo que si ustedes realizan la búsqueda en Google de 'Acencas', la asociación que ha promovido la denuncia, el primer resultado es el de una página de póquer on line que usa trampas técnicas para obtener dicho resultado.

Lo cierto es que la práctica del sector vive en una alegalidad muy rentable ya que el pasado año facturó algo más de cuatrocientos millones de euros. Respecto al juego siempre se ha mantenido una doble moral, como en tantas cosas, pero ahora que el gobierno español ha emprendido la cruzada contra el tabaco y el alcohol, me pregunto si también lo hará contra el juego, siendo de hecho él mismo el causante de buena parte de las adiciones, al tener el monopolio de las loterías, y por lo tanto, sería a su vez denunciante y denunciado.

7 Comentarios:

Marc Ambit dijo...

Preguntas sobre la diferencia de anunciar apuestas o anunciar tabaco o alcohol. Para mi que has dado en el clavo.
Si bien la sociedad y la clase política parece haber asumido definitivamente el "lado oscuro" de las drogas (mal llamadas) blandas, hay otras enfermedades de adicción, como la ludopatía que parecen no ser medidas con el mismo rasero.

Una pena, la verdad.

Jose Luis Garces de Marcilla Oller dijo...

Siempre nos planteamos las dudas, desde nuestro criterio personal,nunca nos vasamos en la información que hoy en dia tenemos gracias ha internet.
El barcelona se planteo si era ético llevar publicidad de una casa de apuestas, y no se ha planteado el tema de la Nike, que en tema de RSC no tiene nada, y además el barcelona le ha hecho un favor poniendo el nombre de Unicef, con un lavado de imagen de la Nike a nivel mundial.
Por resumir la nike explota a los trabajadores en el tercer mundo, la unicef lucha contra el abuso en niños, la nike explota a nilos en sus fábricas, y aqui en el primer mundo van unidas de la mano, averrante, y además nos planteamos no llevar publicidad de una casa de apuestas, por que esto nos toca cerca, pero llevar publicidad de una empresa que explota a sus trabajadores nos enorgullece.
Estaremos todos locos.

Marc Ambit dijo...

Me parece muy acertada esa visión de José Luís; no deja de ser curioso y muy ingenioso su planteamiento :-)

Aunque, por otro lado, creo que eso no debe hacernos olvidar que, en realidad, son dos cosas distintas.

No sé, igual me equivoco, pero no veo lo mismo "usar" un producto "reprobable" a publicitar un negocio "reprobable".

La verdad es que, eso sí, siguiendo lo que comenta José Luís, preferiría que no ocurriera ni lo uno ni lo otro, eso lo tengo claro.

Por cierto, muy pero que muy recomendable tu blog, José Luís. Creo que es una muy buena idea que a la gente que visita este Blog Responsable le puede gustar. :-)

F. Xavier Agullo dijo...

Recuerdo como una vez, estando reunido con una gente que intermedia entre voluntades de empresas y necesidades de entidades no lucrativas, no puede evitar escuchar (perdón, oir ;p) una charla telefónica en la que la persona intermediaria comentaba a alguien de una petrolera que una ONG concreta no quería aceptar una cantidad importante de dinero por contradecir su código o creencias.

Ciertamente, me gustaría pensar que Unicef realizó dicha reflexión antes de aceptar el acuerdo con el FC Barcelona donde iba a 'coincidir' en la misma camiseta con una empresa que, en los años noventa, levantó una enorme polvareda por el uso de mano de obra infantil en países en desarrollo.

También es de recibo comentar que la Nike actual tiene poco que ver con la de finales de los 90's. A menudo, en las sesiones y conferencias, quienes a la RSC nos dedicamos usamos el caso Nike como paradigmático, no tanto porque fuera origen de la materia, en absoluto (pues a bien mirar debemos remontar incluso siglos atrás), sino porqué significó la asunción por parte de las grandes compañías globales que no podían estar por encima de las leyes 'morales' porque las leyes 'del mercado' les podían pegar un buen puñetazo.

Un tercer apunte que quería hacer es de matiz, aunque no de justificación: cuando tenía entre 10 y 14 años pasaba muchas horas con mi abuela, por obligaciones familiares, creo que como mucha gente, y siempre la ayudaba a hacer 'remiendos' para empresas textiles. Lógicamente entonces no, pero tampoco ahora considero que eso fuera explotación infantil. También todos nuestros padres y madres han trabajado en su infancia. Comento esto porque es precisamente esto lo que hace poco le ha 'pasado' a Inditex en Oporto, Portugal.

Por los tres apuntes anteriores pues, quería matizar el interesante apunte de José Luís (añadimos tu blog a nuestro blogroll, magnífico), en el sentido que quizás Unicef ya lo pensó, que Nike ya no es la misma que recordamos de los 90 (pueden descargarse de su web el listado actualizado de todas sus empresas proveedoras en todo el mundo), y que el concepto de trabajo infantil debe ser matizado por el hecho de que debe existir una alternativa responsable al trabajo para la infancia, es decir, educación, ocio y socialización. Si nos limitamos a eliminar trabajo infantil, no se soluciona el problema, se puede incluso empeorar. Son necesarios programas paralelos, que en la mayoría de países no existen.

Creo pues que incluso puede ser una oportunidad tanto para Unicef como para Nike para tener un marco de encuentro 'mediático' para evolucionar conjuntamente.

Dicho esto, que creo merece una reflexión futura en este blog (gracias José Luís por sacar a colación el tema), debo decir que olvidando la asociación mental que nos pueda llevar lo deportivo, creo que son dos casos distintos.

Real Madrid, Sevilla y Castelldefels (y seguramente tantos otros clubes europeos) lucen en sus camisetas publicidad de empresas que se dedican a una actividad prohibida (explícita o implícitamente, no soy abogado), más allá de que sea claramente poco ética, hasta el punto que vería más 'legal' (aunque quizás no 'ético') que lucieran publicidad de marcas de tabaco o alcohol que no de casas de apuestas, pues las dos primeras actividades ni tan siquiera son ilegales.

Anaiz Quevedo dijo...

Interesante opinión Profesor Agulló. Me hizo reflexionar sobre varios aspectos muy distintos entre sí que de pronto pues no están ligados tan directamente con el tema del Real Madrid y los patrocinios en sus camisetas.
La óptica que comparte sobre el trabajo infantil la encuentro bien profunda. Porque en Surámerica si bien es cierto que muchos niños son explotados (por ejemplo en las minas colombianas, entre otros tristes casos)hay otros ejemplos que tienen más que ver con una herencia familiar y cultural como en los Andes, donde las familias se dedican enteras a las jornadas del campo y en las cuales el trabajo en equipo suele generar más ingresos a las familias. ¿Qué deberían existir más escuelas y más sitios para la recreación de estos niños y niñas ? ¿qué existen casos en los que existe la explotación? Si y se hace necesario promover territorios responsables y el trabajo en conjunto para evitar esto. No todo lo relacionado a la herencia cultural que menciono es color de rosa
Por otro lado como Nike a nivel mundial, en América Latina también las empresas privadas han cometido sus errores pero ello no indica que no puedan transitar el camino para convertirse en empresas socialmente responsables.Juzgarlas por siempre no es muy sano.

Y para alborotar este avispero, en el Estado Táchira (Venezuela) una de las empresas que más programas de responsabilidad social desarrolla es justamente la lotería del Táchira. ¿Paradojico? Un negocio que pudiera ser catalogado de promover la adicción al juego (ludopatía?)es vista por la comunidad tachirense como una empresa socialmente responsable? Pues dejenme decirle que si y quien soy yo para juzgar la tradición de una región y los nexos hasta emocionales que tienen con esta empresa que sostiene programas sociales de gran trayectoria? Es un tema complejo.

Esto no quiere decir que no crea en las regulaciones sociales, cuando son dirigidas desde el consenso, la justicia, la igualdad, el respeto por cada uno de los detalles que conforman un conflicto incluyendo los factores culturales. También agrego el tema de los valores a esta discusión. Creo que son igualmente más importantes las regulaciones internas que se corresponden con los valores que tiene cada quien, ( por más que vea el logo de una empresa de loterías pues ni me animo a jugar, soy sólo medio adicta al chocolate venezolano)

En Venezuela nuestra gloriosa "Vinotinto" ha contado con el patrocinio de la lotería del Táchira y todos felices. Eso no nos hace adictos al juego o menos éticos. Sin embargo entiendo si algún padre o madre se molesta si piensa que un logo pudiera influenciar a su hijito(a) e incitar a los juegos de azar y si existiese alguna discusión al respecto pues sin duda apostaría a la ética siempre y cuando se evaluen todos los aspectos incluyendo los referidos a la herencia cultural de un pueblo sin juicios o de forma despectiva.

Anaiz Quevedo
Venezuela

Jose Luis Garces de Marcilla Oller dijo...

Gracias por las felicitaciones,siempre se agradecen.Si el reflexionar sobre un tema sirve para ver los puntos de vista de las personas y para ver que la amplitud de la idea es inmensa. Xavier tiene razón cuando habla de la forma de erradicar el trabajo infantil cada zona es un mundo, lo que esta claro es que hay que erradicarlo.
Sobre mi blog, lo único que intento es reflexionar sobre el comercio justo, ya que llevo diez años colaborando con mi mujer en la tienda que poseemos.

Ignacio dijo...

En España el caso de la ONCE, organización de ciegos, es para mí un caso de ayuda social e integración de un colectivo munusválido, excepcional. Desde la época franquista, compartían el monopolio de apuestas con el Estado, y todos sus beneficios, antes de las ONGs, los revertían en su asociación de ayuda a invidentes.
¿Es bueno, o es malo?

Entradas anteriores