La promoción desde la Administración Local de los productos y servicios de ONL locales con las cláusulas sociales

. viernes, 15 de junio de 2007

Por Cristina Almirall. Es una realidad que en los últimos tiempos los gobiernos locales y regionales están asumiendo en sus compras y contratos públicos criterios sociales, éticos y medio ambientales y están empezando a diseñar y a implementar programas de consumo sostenible y responsable, así como fomentando acciones de sensibilización sobre la compra solidaria.

Éste compromiso activo está impulsando la sensibilidad por el consumo y los hábitos responsables, motivando el conocimiento de los productos y servicios de las organizaciones del Tercer Sector, organizaciones de Comercio Justo, otras entidades sin ánimo de lucro y empresas socialmente responsables locales y regionales que cumplen alguna finalidad social o medioambiental, ampliando el alcance y posibilidades de acceso de sus productos y servicios en el mercado.

Pero además está ayudando a repercutir directamente en el crecimiento económico sostenible y en las prácticas de consumo de las empresas, entidades financieras, centros educativos y formativos, administración local, asociaciones patronales y sindicales, entidades del tercer sector y ONL, medios de comunicación, asociaciones sindicales y patronales, Administración pública y comunidad en general.

Debe tenerse en cuenta que las actuaciones de las Administraciones Públicas inciden de forma decisiva en el comportamiento de nuestras sociedades, y por tanto, su compromiso en el impulso social, económico y protección medio ambiental tiene un efecto multiplicador y ejemplarizante, capaz de cambiar antiguos patrones de conducta. Ante esta realidad no puedo dejar de preguntarme si estarán por fin cambiando los tiempos y estaremos entre todo el mundo cambiando las sociedades en sociedades más reflexivas y conscientes.

A mi entender, cualquier incorporación social, ética y medio ambiental en las contrataciones y compras públicas puede llegar a ser una herramienta clave para el desarrollo de economías más equilibradas, justas y solidarias y dar un mayor impulso a la integración social y laboral de personas en situación de riesgo y a una mejor y mayor protección del entorno en el que vivimos.

No olvidemos que la Administración local, autonómica y estatal es una clienta potencial de los productos y servicios de estas organizaciones económicas y sociales, pero también que con su gestión puede repercutir directamente en el acceso al mercado de estos productos y servicios para que puedan competir en igualdad de condiciones que el resto de los productos y servicios de otras organizaciones económicas y productivas. Pero yo aún diría más, que apostando por consideraciones más exigentes en sus contrataciones y compras públicas e introduciendo criterios más sociales, éticos y medioambientales puede transformar las reglas del juego pues acaban dando preferencia a aquellos que apuestan por ofrecer servicios y productos con exigencias similares y promueven la incorporación automática en nuestras vidas cotidianas de comportamientos más sostenibles.

POSTEOS RELACIONADOS: Cláusulas sociales en las compras del sector público / ¿Cláusulas sociales en la compra pública inconstitucionales?

Entradas anteriores