Conciliar con horarios más racionales con el ciclo familiar

. jueves, 7 de junio de 2007

Versió en català

Por F. Xavier Agulló. Los Pirineos parecen a menudo una auténtica frontera natural. De Figueres a Perpinyà va poco rato de viaje, pero en cambio hay mucha diferencia entre los horarios que se hacen. Los horarios irracionales en el trabajo, no sólo en longitud de la jornada (sabemos que en España se hacen en media 219 horas más de jornada laboral al final del año que la media europea), sino también el hecho de que la jornada laboral no tiene nada que ver con el escolar ni los ciclos familiares o que una de cada cinco mujeres renuncia a la baja por maternidad.

Hace tiempo que ha nacido un movimiento en España que busca el racionalizar los horarios laborales. En el marco del I Congreso para racionalizar los horarios españoles hoy se ha hablado de las graves consecuencias de las extensas jornadas laborales y la falta de alineación con los ciclos familiares.

No son tanto las personas trabajadoras las que tienen que reclamarlo, como las empresas el promoverlo en el marco de una política de conciliación entre las vidas laboral y familiar y personal, ofreciendo un salario intangible en forma de calidad de vida familiar.

Vemos pues cómo a menudo no se trata tanto de grandes medidas sino de medidas racionales, aunque huelga que precisamente por el hecho de que forman parte de la cultura colectiva será más difícil el cambiarlo. Son pues las administraciones públicas las que tienen que forzar este cambio. Tampoco 'hay que empezar por cambiar los horarios por decreto'. Seguramente en un contexto de territorios responsables, a pequeña escala, es posible una política de trabajo conjunto para solucionarlo en las empresas de la zona.

Entradas anteriores