Paradojas, desarrollo y salud

. martes, 19 de junio de 2007

Por Oscar Chamat. Hoy durante el almuerzo escuché por la radio un reportaje sobre un estudio que se hizo sobre la sensación del estado de salud de la población en tres ciudades muy diferentes: Nueva York, Johannesburgo y un poblado remoto de África que no pude entender el nombre*. De este reportaje me llamó la atención los resultados de la pregunta "¿Como considera su estado de salud?". Yo esperaba que las personas con mayor esperanza de vida y facilidad de acceso a servicios de salud fueran optimistas sobre su salud y aquellos que padecen epidemias, enfermedades y no tienen acceso a un centro de salud con el material para atender una diarrea, consideraran su estado de salud bastante malo. Pues bueno, las respuestas fueron exactamente lo contrario. En Nueva York, la sensación enfermedad es mucho mayor que en las ciudades Africanas. Al final, creo que va a ser necesario plantear la hipótesis que a mayor esperanza de vida y mejores instalaciones, nos sentimos más enfermos. Entre mejor salud tenga el saldo en la cuenta del banco, más enfermos nos sentimos. ¿Entre mayor riqueza, mayor hipocondría?. Paradojas del desarrollo.

*Desafortunadamente no pude oír la fuente del estudio para poner un vínculo desde aquí.

2 Comentarios:

F. Xavier Agulló dijo...

Algo parecedo sucede con la felicidad, según los estudios: más dinero no es más felicidad, como se apunta en este estudio. Curioso el hecho que haya aumentado tanto el nivel de vida en España, por ejemplo, y en cambio se haya reducido la felicidad... Más paradojas...

omchamat dijo...

Xavier,

Tienes toda la razón. Hace poco en otro estudio, salio que el segundo país más feliz del mundo era Colombia. Ayer precisamente salia otro estudio donde Colombia aparece también en el segundo lugar, pero en el número de desplazados del mundo.

Yo creo que lo primero (la felicidad) es cierto, o por lo menos eso dicen todos los extranjeros que han ido y la conocen, sin embargo lo segundo (los desplazados) también es dolorosamente cierto...

La felicidad, como se desprende del estudio que mencionas, no siempre está ligada a los bienes materiales a los que puedes tener acceso, va mucho más allá. Pero también es verdad lo que dijo un famoso boxeador colombiano: "es mejor ser rico que pobre".

saludos

omch

Entradas anteriores