Al Gore: la bestia 'verde'

. miércoles, 6 de febrero de 2008

Por F. Xavier Agulló. En su reciente comparecencia en Davos, Albert Gore ha recibido no pocas críticas ante su aparente banalización del “cambio de bombillas”, abogando por la necesidad de profundizar en mayor regulación y no tanto en acciones maquillaje de ciertos gobiernos (Gore pide cambios en las leyes y nó sólo de "bombillas" en la lucha contra el cambio climático).

Es indudable que este controvertido personaje tiene sombras en su pasado, presente y acaso futuro, y seguramente cuando pude escucharlo el pasado verano en Barcelona en su conocida verdad incómoda no me despertó conocimiento alguno que no tuviera. Pero no es tan importante lo que dice como quien lo dice, alguien que tuvo en su momento responsabilidades políticas y no hizo nada.

Bien, sin duda puede cambiar. Respecto a él se ha dicho que tenía pretensiones políticas. Puede ser, pero de momento no parece que haya concurrido a las primarias en EEUU.

Tampoco deseo elevar su figura ni mitificarla, en absoluto, pero tampoco lo voy a atacar por el simple hecho que va a favor de los vientos contra el cambio climático. Ahora precisamente que salen algunas voces críticas sobre el cambio climático, o sobre la realidad del hecho que lo esté provocando la humanidad, también salen voces contra Gore.

Creo que es bueno tomar las cosas en su justa medida. Cambiar bombillas es una buena medida, pero lo es no tanto para gobiernos como para particulares, es por ello que su llamada a hacer algo más es un punto coherente con su discurso, no veo que sea punto de inflexión alguno. Bien tiene que avanzar en sus llamamientos, y que no pare, aunque para alguien sea bestia negra y para alguien más sea la bestia ‘verde’. Ojalá todas las 'bestias' de este mundo fueran como él.

Entradas anteriores