Pedir perdón por delitos pasados contra comunidades indígenas

. domingo, 10 de febrero de 2008

Por F. Xavier Agulló. El Gobierno australiano pedirá perdón a la "generación robada" de criaturas aborígenes que fueron separadas de sus familias. Desde hace tiempo venimos asistiendo a acciones de recuperación de la memoria histórica, a desagravios para con pueblos y comunidades masacradas, ratificaciones de la carta de derechos de los pueblos indígenas por más países (entre ellos España recientemente, ya era hora...), a propuestas tan originales a tener en cuenta como el destinar a comunidades indígenas los tesoros encontrados en pecios de barcos antiguos hundidos (con toda razón, fue de su expolio que procedían...), etc. Otros agravios fueron ya objeto de disculpa en su momento e incluso de reparación (holocausto nazi).

Pero son muchos más los casos que ni han sido desagraviados ni, me temo, lo van a ser nunca. Siguen siendo iniciativas individuales, no hay una auténtica presión internacional sobre la necesidad que determinados países o instituciones pidan perdón. Estoy seguro que a todo el mundo se le ocurre algunos, ¿verdad? ¿Para cuándo?

2 Comentarios:

Anaiz Quevedo dijo...

Estimado Xevi

Gracias por poner sobre el tapete este tema y comentar estos dos valiosos artículos. La ilógica cadena de abusos que han vivido ciertas poblaciones en este planeta me ha puesto a pensar más de la cuenta varias veces. Las voces aborigenes (entre muchas otras) tienen tanto que decir...

Quizás no hay modo de compensar lo que se les ha hecho. Los eternos círculos de abusos y venganzas, no conducen a nada. La sabiduría aborigen de esperar a que las aguas retornen al cauce no es algo que todo mundo pueda entender. Hay quienes dentro del resentimiento pretenden generar justicia y lanzan nuevamente los dados de un juego que nunca termina.

Es por ello que el acto llevado a cabo hoy por el Primer Ministro Australiano de "pedir perdón" es más que valioso porque permite el cierre de ciclos de la manera adecuada. Sólo el perdón libera diría Rosa María Wynn. Mientras existen personas para las que el perdón no vale nada, hay varias etnias aborigenes que ven el acto de pedirlo como un acto de suprema valentía, un acto que sólo llevan a cabo nobles caballeros y damas.

Claro, deseamos que acciones como estas no sean sólo cortinas de humo basadas en estrategias diplomáticas como una mejor vía para no pagar por ejemplo mil millones de dólares de compensación (como pedían al inicio los aborigenes australianos) y que en verdad la promesa de mejorar las condiciones de estas personas no quede solo en el recuerdo de una tarde grata para el alma.

Juanjo dijo...

Enhorabuena por traer a BR este tema.

Precisamente en estos días he tenido la visita en Barcelona de un socio de La Araucania, tierra del pueblo mapuche.

El gobierno chileno a transmitido a nivel internacional una imagen de seguridad y desarrollo impecable, siendo el nombramiento de Michelle Bachelet como máxima autoridad, víctima de la represión un gran paso para "conciliar" a la sociedad chilena.

Sin embargo el pueblo mapuche, atacado y divididas sus tierras sigue siendo objeto de una paulatina destrucción por medio del robo de tierras. Son los olvidados, o "caríñosamente" llamados nuestros indígenas.

Hay mucho por reflexionar, ciertamente nuestra cultural occidental se filtró en todo el mundo, fagocitando a su alrededor todo tipo de culturas y tradiciones.

Entradas anteriores