Responsabilidad Social... Personal

. viernes, 13 de abril de 2007

Versió en català 9ROSA

Por Rosa Alonso. Esta semana me he dedicado a “sondear” al personal con quién he mantenido conversaciones. De forma discreta (vamos, sin que os/se dieran cuenta -amistades, familia, clientela, anónimas compañías de rutas de vuelo-, gracias!).

Resulta que han salido a la “palestra” dos casos “escandalosos” de grandes ONG’s que han alarmado a gran parte de la sociedad. Tranquilidad, no voy a nombrar a ninguna organización por que vamos a estar un tiempo en el punto de mira de los “media” y van a salir algunos casos más.

Digo gran parte de la sociedad refiriéndome a un % que desconozco pero si extrapolo mis “sondeos”, me da un –lógico?- 80%.
Esta masa social cree saber qué es una ONG (y digo cree por qué identifican ONG con un “criatura hambrienta en bolas de Senegal”). Esta gran masa social cree saber –mejor que nadie- cómo debería comportarse una ONG y sus stakeholders (y digo cree por qué todo el mundo manifiesta su postura más crítica cuando se habla de ONG). Esta gran masa social participa directa o indirectamente con alguna ONG. Sobretodo, de forma económica.

Hay ONG’s que crecen de forma rápida y es habitual que se les “descontrole” la situación. Para eso, existen los organismos reguladores internos y externos. Internamente: Órganos de Gobierno (OOGG), sin ir más lejos.
Estos OOGG rigen el trabajo de su órgano ejecutivo -las Juntas Directivas- mediante el sistema democrático de sus Asambleas.
A esas asambleas están convocados todos los socios-donantes-aliados (o llámese como quiera) para tomar las decisiones por mayoría.

Pero claro, ir a estas reuniones nos quita tiempo y ya damos dinero, ¿no?
Entonces, pasa lo que pasa, y nos alarmamos????

Entradas anteriores