Una civilización antediluviana desarrollada que no contaminaba y estaba en armonía con el medio

. viernes, 27 de abril de 2007

Por F. Xavier Agulló. ‘Hasta hace muy pocos siglos, la electricidad era algo absolutamente inconcebible. El ser humano no podía imaginarse que una cosa que no era ni líquida, ni sólida, ni gaseosa, que no ocupaba ningún lugar en el espacio y que no se podía ver ni tocar, pudiera constituir, sin embargo, un elemento normal de la naturaleza.

Se dice que la primera observación sobre la electricidad la realizó Tales de Mileto en el año 600 antes de Cristo. Observó que unas briznas de hierba seca eran atraídas por un trozo de ámbar que antes había frotado con su túnica. No sabemos si esto era fruto de una experiencia o de la casualidad, pero es la primera referencia que se tiene del conocimiento de la electricidad. Se dice también que en Siria, las mujeres utilizaban la rara propiedad del ámbar para quitar las hojas y briznas de paja que se enganchaban a la ropa. De la palabra ‘elektron’, ámbar amarillo en griego, procedió el nombre de esta singular forma de energía.

Para explicar estos fenómenos surgieron ideas cargadas de fantasía y que prácticamente colindaban con la magia. Los romanos ensayaron los primeros métodos de electroterapia de la historia, sumergiendo a los paralíticos en lagunas con abundancia de peces eléctricos, a fin de que los inválidos recibieran sus descargas, las que consideraban benéficas. Más tarde se comprobó que otros materiales, como el vidrio, la resina, etc., tenían fuerza de atracción semejante a la del ámbar. Pero tuvo que transcurrir mucho tiempo, hasta los s.XVII y XVIII para que se buscara una explicación racional de aquellos fenómenos’
(Por Marcelo G. Stachiotti).

Supongo que quizás usted conozca el viejo truco de intentar hacer levitar a una persona sentada en una silla ayudándola con los dedos índices de sólo cuatro personas, casi sin esfuerzo con un equivalente de peso percibido de, quizás, un par de kilos. Pueden ver varias versiones de ejecución aquí.

Este truco fue descrito por primera vez sobre 1.700, aunque se supone que se conoce desde mucho antes. Como con el experimento con el ‘elektron’ en Grecia y Roma, se desconoce o no he sabido encontrar ninguna explicación ‘científica’ satisfactoria. No tengo duda alguna de que es un experimento de base científica, cualquiera puede realizarlo y no requiere de una preparación especial, sólo el cumplir con un cierto ‘protocolo’.

El experimento de la ‘levitación a cuatro desde una silla’ será explicado y controlado un día por la ciencia, como ésta ha hecho con el efecto del ‘elektron’ al ser frotado y generar electricidad. Es pura física, o afísica si lo prefieren, pero no tiene nada de paranormal.

Cuando quiero convencer a alguna persona agnóstica de que todo, todo en este mundo es posible, acostumbro a realizar este experimento. Sólo por ver sus caras ya vale la pena. Todo tipo de imágenes de magia, brujería, ciencia paranormal y otras ciencias ocultas pasan fugaces por su mente.

Quiénes intenta explicar dicho fenómeno lo asocian a civilizaciones antiguas para encontrar soluciones: el pueblo nazca levitaba para poder visualizar sus dibujos desde el aire. El pueblo egipcio usaba estas fuerzas para levantar pesadas piedras y construir las pirámides, todavía sin un conocimiento claro de cómo se hicieron.

El escritor e investigador científico estadounidense Graham Hancock describe y defiende en varios de sus libros una teoría de porqué tantas civilizaciones antiguas, des de Egipto a México, del Perú a Irlanda, de Camboya a la Isla de Pascua, usaron técnicas tan parecidas, crearon mitologías similares y desarrollaron ciencias en paralelo como la astronomía, las matemáticas o la agricultura de una forma en muchos casos más avanzada que en la actualidad. Habla de la existencia de una civilización antidiluviana (está científicamente probado que el ‘diluvio universal’ tuvo lugar hace entre 9.000 y 11.000 años) barrida posteriormente de la faz de la Tierra, pero que algunas de sus poblaciones sobrevivieron aisladas (si alguien se pregunta por qué no hay rastro de ella, el autor asegura que las pirámides de Gizeh lo son). Dicha civilización desarrolló una ‘tecnología’ o ciencia no basada en los instrumentos, herramientas y aparejos sino en el control de energías actualmente olvidadas.

Eudald Carbonell y su equipo del yacimiento de Atapuerca (España) escribieron en el libro ‘Los sueños de la evolución’, asegura que la especie homo neanderthalensis no pudo superar la homo sapiens por no dominar y desarrollar el uso de objetos y aparejos en su beneficio. La lanza y las piedras talladas serían, y parecen ser, los antepasados remotos de la tecnología actual, los aviones, autos, cohetes o industrias.

Me pregunto si ello acaso fue así, pero cuando he estado presente en alguno de los experimentos de levitación de una persona a cuatro, me pregunto si realmente Hancock no puede tener una parte de razón, y que una civilización desarrollada no tiene porque estar basada en la tecnología, sino en el control de energías y fuerzas que ahora mismo la Humanidad ya ha olvidado.

Escribo este posteo ‘in memoriam’ de un Planeta Tierra del que todavía conmemoramos su Día de la Tierra el 21 de Abril, sin darnos cuenta de que cuando lo hayamos aniquilado en su totalidad no habrá nadie que lo pueda hacer, por haber elegido un modelo de desarrollo basado en los aparejos tecnológicos y no en las energías desconocidas que, quizás, en otro tiempo alguien controló.

2 Comentarios:

alejaron@yahoo.es dijo...

Quisiera saber mas sobre estos experimentos

F. Xavier Agulló dijo...

La verdad es que he buscado información en Internet a partir de querer escribir este posteo, o sea que no conozco demasiada literatura al respecto. Algún otro enlace es http://www.sindioses.org/randi/randi20040116.html cuando habla de Brewster, y http://www.randi.org/jr/05-15-2000.html en la zona de la fotografía de levitación en un formato, de pie, que nunca he probado. Puede intentar buscar en Google con palabras clave que encuentre en las anteriores fuentes y las referidas en el posteo. Quizás si la NASA investigara sobre esto,... Saludos, levitación y sostenibilidad!!

Entradas anteriores