¿Qué clase de hombres y mujeres nuevas son éstos?

. viernes, 14 de agosto de 2009

Por Anaiz Quevedo. En Venezuela la doctrina del llamado socialismo del siglo XXI impuesta por el gobierno establece en sus bases filosóficas que todos los esfuerzos en leyes, propuestas y acciones emprendidas en 10 años y que esperan consolidarse para los próximos tienen entre otros objetivos desarrollar “el hombre y mujer nuevos”. Una especie de ser sobrenatural capaz de ponerse por encima de las situaciones (comentario mío), para alcanzar la solidaridad, la igualdad y la construcción de una patria libre (filosofía del socialismo XXI).

Hoy al cabo de 10 años de adoctrinamiento, después de sembrar divisiones y odios enfermizos que han llevado a la polarización de un país en el que si acaso antes sus habitantes se dividían en la temporada de béisbol, después de años de abusos, en el que no se acepta la oposición, en el que se aprueban en madrugonazos leyes ante la inconformidad de importantes sectores de la sociedad, mi pregunta es: ¿Qué clase de hombres o mujeres nuevos son los que este gobierno, estos filósofos pues, quieren realmente formar en mi país.

Y lo pregunto hoy más que nunca, porque en diversos puntos de Venezuela, la sociedad civil salió a protestar por la rapidez con la que los diputados oficialistas aprobaron la Ley de educación que según muchos sectores e intelectuales impulsa el adoctrinamiento en las escuelas venezolanas que incluye entre otros aspectos una evangelización en los futuros hombres y mujeres nuevas para que cuestionen a los medios de comunicación social. Un grupo de periodistas en Caracas, la capital del país salieron también dejaron sus redacciones para entregar volantes y mostrar su desacuerdo con la forma como se están aprobando las leyes. La respuesta de quienes siguen el oficialismo? Caerle literalmente a palos. Aún en el piso, les acorralaron sin escapatoria y sufrieron golpes, hombres y mujeres. Lo reitero , lo vuelvo a preguntar ¿Qué clase de hombre y mujer nuevo son estos, que golpean, abusan, son intolerantes, arremeten contra el que piensa diferente? ¿Qué clase de hombre y mujer nuevo están sembrando en la mente de niñas y niños que aprueban leyes sin tomar en cuenta lo que un importante sector de la sociedad civil venezolana está reclamando?

Quienes siguen al oficialismo hicieron lo mismo en el Estado Lara contra estudiantes.

Y por si fuera poco, ayer no sólo fue aprobada la ley de educación después de que el ejecutivo le pidiera que “ aceleraran el proceso de aprobación” sino que ya fue publicada en gaceta oficial extraordinaria el cambio del sistema electoral y político del país. Otra ley polémica entra en vigencia “la Ley Orgánica de Procesos Electorales", instrumento que deroga a la Ley Orgánica del Sufragio y Participación Política y al Estatuto Electoral del Poder Público.

La nueva Ley Electoral aprobada por diputadas y diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela y del Partido Comunista limita la representación proporcional a los cargos de elección por lista, lo que en la práctica implica que Venezuela adoptará un sistema electoral que garantiza la sobrerrepresentación de las mayorías.

Según indican fuentes expertas en mi país, este sistema (denominado paralelo en el articulado de la ley) es similar al empleado en México para permitir que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) gobernara por siete décadas.

El sistema de sobrerrepresentación de las mayorías podría significar -en un votación polarizada para la próxima Asamblea Nacional- que el partido político que capitalice 50,01% de los votos se le adjudiquen hasta 85,37% de las curules.

La Ley Orgánica de Procesos Electorales obliga a quienes rigen el Poder Electoral a redactar hasta 19 reglamentos distintos antes de cada elección.

Por si fuera poco las 12 de la medianoche y a pocos minutos de haberse aprobado en segunda discusión la controvertida Ley Orgánica de Educación, la Asamblea Nacional inició la segunda discusión de la Ley de Tierras Urbanas. Luego de casi 3 horas se aprobaron sus 36 artículos en el marco de un debate en el que no participaron ni Podemos ni el Frente Humanista.

En su exposición de motivos, se afirma que la Ley de Tierras Urbanas busca "regular el uso y la tenencia de tierras urbanas aptas para el desarrollo de programas sociales de vivienda y hábitat, a los fines de establecer las bases del desarrollo urbano y la satisfacción progresiva del Derecho a la vivienda digna en las zonas urbanas".

El gobierno, a través de los órganos competentes, decidirá cuáles tierras se pueden intervenir.

¿Qué clase de hombre y mujeres nuevos vamos a formar con leyes inconsultas? Repregunto.

Luego que ví a quienes siguen al oficialismo caerle a palos a mis colegas que se expresaban pacíficamente, luego de ver como se aprueban leyes que impulsan un modelo que la gente de Venezuela no aprobó en un referéndum durante el año 2007, me pregunto que más tenemos que ver?

Lo más triste y doloroso es que no hay justificación alguna para tanto abuso. Ni justificaciones ideológicas, filosóficas, de ningún tipo. Aquí no se trata de defender uno u otro modelo. Se trata de defender el principio básico de Reverenciar la Vida y el respeto por las diferencias. Patear a periodistas y estudiantes en nombre de una revolución que clama por la inclusión es la paradoja más absurda. Con qué moral. Con qué moral nos hablan de hombre y mujer nuevos. Venezuela está en SOS.

6 Comentarios:

F. Xavier Agulló dijo...

Aunque puede interpretarse este posteo de Anaiz como partidista, y luego incumplir con el código de cortesía de Blog Responsable, debo suscribir su opinión pero haciendo extensiva la forma como se hace política en Venezuela a la misma que se produce en la Colombia de Uribe, la Italia de Berlusconi, la Rusia de Putin o los EEUU de Bush en su momento. Si de vergüenzas patrias se tratara, sería 'pasable', pero es que se trata de burla y putrefacción de los sistemas y planteamientos democráticos internacionales.

Ahí entraríamos en el debate de fondo: si reciben apoyo de la mayoría de la población, ¿son legítimas sus decisiones políticas? Personalmente lo dudo, Hitler también recibió el apoyo mayoritario de la población en las urnas en su momento.

Estamos viendo como ante la falta de personalidad individual, las gentes se confinan en personalidades colectivas, que les sustituyen y alienan como personas. El populismo es la religión del s. XXI, y ello debe alertarnos sobremanera.

ANAIZ QUEVEDO dijo...

Gracias Xevi por entender que no se trata de una postura partidista o política, porque aqui no se trata de defender un modelo económico u otro. Se trata de manifestar nuestro llamado de atención de SOS, de repudio a acciones violentas contra los periodistas en Venezuela por ejercer nuestro derecho humano de manifestarnos y expresar libremente nuestro pensamiento.

Luis Francisco Indriago dijo...

Suscribo en su totalidad el post de Anaiz, como colega y sobre todo como venezolano.
Al mismo tiempo, agradezco a los responsables de este espacio el haber permitido su publicación en el entendimieno de que no se puede hablar de Responsabilidad Social en sociedades en las que no se respetan los derechos civiles.

ANAIZ QUEVEDO dijo...

Gracias Luis. Efectivamente lo que con comentas es la médula de este escrito.

Los periodistas venezolanos siguen en pie. En un hecho histórico comienzan las asambleas desde las propias redacciones de los principales diarios en el país. Mañana los periodistas de todos los medios estarán en EL NACIONAL

Iris dijo...

Hola Anaiz amiga, que bueno saber de ti y me gusta que hayas publicado este articulo de todo lo que esta pasando en mi pais,me recuerdas hace 10 anos cuando yo le decia a mi familia, amigas y vecinas lo que venia para mi pais Vzla, igual que lo que pasa en Cuba y todos me decian que eso nunca iva a suceder... y ya vemos que esta pasando lo mismo.Me alegro que puedas publicar este articulo en plena " LIBERTAD " sin temor a replesarias,Migui es bueno saber de ti.Un abrazo Iris

ANAIZ QUEVEDO dijo...

Si recuerdo lo que comentabas hace 10 años. La transformación que ha vivido el país, tiene sus cosas buenas y lamentablemente otras no tanto. Entre las buenas la ciudadanía ha tenido que madurar y se añora la paz. Ahora se entiende mejor que nunca que la inclusión era un tema necesario y que debe ser trabajado con seriedad. Lo que estamos claros es que para hablar de RSE, de conciencia social hay que hacerlo en libertad. La conciencia no se construye en el otro obligándolo a ser conciente. Sería contradictorio

Entradas anteriores