Cómo afrontar la crisis desde la sostenibilidad

. sábado, 20 de diciembre de 2008

Por Patricia Aragón. En época de crisis las empresas han de seguir funcionando desde la mejora constante de la calidad y mirando hacia dentro para fomentar la participación e implicación de trabajadores y trabajadoras. A pesar de que en estos períodos de recesión económica se reduce el absentismo laboral, por temor a perder el puesto de trabajo, esto no quiere decir que la productividad mejore ni tampoco que la plantilla esté más motivada. Es importante eliminar la incertidumbre de los trabajadores y trabajadoras ante su futuro y fomentar los mensajes positivos. La empresa sostenible no mira el corto plazo y busca encontrar fórmulas tendentes a abaratar costes sin recurrir a los despidos.

La Responsabilidad Social tiene que empezar por la gestión del personal. Un proverbio chino dice lo siguiente: “Antes de iniciar la labor de cambiar el mundo da tres vueltas por tu propia casa”. La tasa de absentismo laboral en España es superior en dos puntos a la media europea que se sitúa en el 4,6%. Lo que está claro es que con plantillas desmotivadas pocos avances se pueden hacer y es necesario que desde los departamentos de recursos humanos se planteen acciones que tiendan a implicar a las personas en los objetivos de la empresa. La formación es un elemento importante para motivar y desarrollar nuevas competencias siempre que se planifique y responda a las necesidades de la empresa.

Una correcta planificación, establecer horarios racionales e incluso implantar sistemas de teletrabajo, puede suponer ahorro a la empresa en la factura energética o de alquiler de inmuebles para oficinas.

La adopción de medidas de conciliación de la vida personal y laboral no tiene por qué conllevar grandes costes y tiene una tasa de retorno a corto plazo traducida en motivación y mejora del clima laboral. Esto será así si estas medidas se destinan a toda la plantilla sin distinciones, ya que si se dirigen sólo a la mujer estaremos reproduciendo los roles del pasado e impediremos el correcto desarrollo de la igualdad de oportunidades.

Las crisis económicas pasan y las empresas que sobrevivan serán las que hayan puesto en marcha sistemas de gestión sostenibles aplicados a los recursos humanos, al entorno e incorporen valores a su gestión que las haga diferentes y con valor añadido respecto al resto.

1 Comentarios:

Fernando dijo...

Estimada 'coblogger' Patricia:

Perdóname y permíteme disentir de tu afirmación de que la RS debe 'empezar por la gestión de personal' porque, en lo poco que uno ha leído sobre RS, cada autor/a, según del ámbito del que proceda, 'carga las tintas' en donde le interesa. Quiero decir, si se la persona que escribe procede de la lucha por la sostenibilidad del planeta, lo más importante sería comenzar por desarrollar una política empresarial en RS tendente a minimizar el impacto medioambiental de la actividad de que se trate ya que, por su eficacia más a largo plazo, no se notarán sus efectos hasta dentro de muchos años y, por lo tanto, se ha de empezar cuanto antes, y seguir con otros aspectos como la acción social, la inversión responsable y la buena gobernanza para otro momento.

Personalmente, creo que se debe empezar por algún lado, el que sea, pero empezar y hacerlo en allí donde el empresariado se sienta más cómodo. A lo demás se llegará seguramente poco a poco y si no el engaño será desenmascarado.

En cuanto a que las medidas se destinen 'a toda la plantilla sin distinciones, ya que si se dirigen sólo a la mujer estaremos reproduciendo los roles del pasado e impediremos el correcto desarrollo de la igualdad de oportunidades', creo fervientemente en la discriminación positiva de la mujer mientras no se haya conseguido dicha igualdad, precisamente para acelerar el proceso de acercamiento. Una vez conseguida, entonces y solo entonces, "igualdad".

Por último, tu afirmación de que las crisis pasan y 'las empresas que sobrevivan serán las que hayan puesto en marcha sistemas de gestión sostenibles aplicados a los recursos humanos, al entorno e incorporen valores a su gestión que las haga diferentes y con valor añadido respecto al resto', creo que supone más un deseo que una realidad constatable. Más bien creo que habrá de todo porque subsistirán empresas a la que la RSE le parezca el juego de cuatro locos que no hacen más que incordiar y 'dar la lata' y que lo único que hacen es 'calentar' al personal.

En ese momento, estaremos todos nosotros 'miembros de Blog Responsable' para recordárselo porque nuestro recorrido, como el de RSE, está en el largo plazo.

Saludos responsables y solidarios,

Entradas anteriores