Las empresas españolas, las más corruptas en Latinoamérica

. martes, 9 de diciembre de 2008

Por F. Xavier Agulló. Cuando vemos el mapa mundial de corrupción elaborado por Transparency International desde España, a veces nos congratulamos de estar en media tabla. Pero siendo España el país más corrupto de Europa, sólo superado por Italia, y la pregunta inmediata cuando pensamos en que tenemos tantas empresas en Latinoamérica es, lógicamente, qué haran éstas en un entorno que todavía aparece más corrupto en el mapa.

No es de recibo decir que hay que "aceptar" las reglas del juego. Pocas empresas españolas hablan abiertamente de lucha contra la corrupción, y menos aún con esta palabreja en cuestión, CORRUPCIÓN. No aparece en sus memorias. En los países nórdicos los temas vinculados con la RSC dependen, a nivel gubernamental, de los ministerios de asuntos exteriores, porque les interesa más lo que hacen sus empresas en el extranjero que en su propio país.

Pero en España la corrupción no sólo parece campar a sus anchas, en especial lo ha hecho estos años de "bonanza" económica gracias al siempre lucrativo negocio de la construcción que tanto gusta a la clase política local "promover", sino que encima tenemos que oirnos decir como Las empresas latinoamericanas perciben a las españolas como las más corruptas de la región, por detrás de China según TI. No sirve el hecho que en África o Asia las españolas tengan mejores puntuaciones, de poco sirve pues a penas invierten en dichas regiones. Me preocupa que el principal foco de la inversión española, Latinoamérica, tenga esa percepción... o seguridad al respecto.

Soy poco amante de las regulaciones, siempre y cuando no exista otro remedio. Pero en cuestión de corrupción, creo que procedería por ley obligar a las empresas españolas a reportar qué hacen para luchar contra ella. Obligarlas a que hablen abiertamente de CORRUPCIÓN, en mayúsculas. Quizás entonces mejore su 'imagen' en Latinoamérica. El problema es que acaso quienes tienen que sancionar dichas leyes sean también quiénes más se benefician de ella. ¿Por qué sino el boom inmobiliario en España?

Entradas anteriores