Publicidad contra Dios

. sábado, 3 de enero de 2009

Por F. Xavier Agulló. "Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y goza de la vida". Este es el lema de la campaña que en los autobuses de Londres han promovido grupos ateos contra la concepción religiosa de la vida.

En la actualidad, cuando cualquier cosa que ataque la religión es aplaudida por la mayoría, se hace fácil que cualquier grupito integrista (que el integrismo ateo también existe) pueda hacer una campaña y salirle gratis. Eso ha sucedido en Barcelona, cuando la asociación catalana de 'ateos' (les sugeriría por cierto cambiar su nombre pues no incluye a las mujeres, la mitad de la población) se ha planteado poner durante apenas dos semanas esta misma campaña en sólo dos autobuses de Barcelona. Es decir, miseria y compañía, a priori...

Pero lo cierto es que los medios le han dado una cobertura exagerada, desde la televisión pública catalana hasta diarios como La Vanguardia, lo que ha hecho que una campaña de apenas unos miles de euros haya tenido un impacto inmensamente superior.

Podemos recordar como en otras ocasiones ha habido publicidad que contraviene los principios de la convivencia social, como la que promocionaba la violación sexual de la mujer de Dolce & Gabbana, mucha gente, yo mismo, se movilizó en su contra. Creo que era fácil apoyar la retirada de dicha publicidad. No veo porqué ahora debe ser distinto, aunque seguramente muchos de los grupos que apoyaron esa retirada en su momento ahora promulguen que ésta contra Dios es "correcta".

Es mucha la gente que se consuela de los males de la vida terrenal pensando que habrá una recompensa posterior. Es mucha la gente que tolera situaciones de desagravio por el mismo motivo. Hay mucha gente enferma en estado terminal y gente mayor en situación de abandono por parte del resto de su familia que sólo viven porqué piensan que vale la pena sufrir en la Tierra para ganarse el Cielo. Sólo por toda esta gente ese grupito integrista debería haberlo pensado dos veces antes de hacer semejante barbaridad, como mínimo, de mal gusto.

Y peor aún la época elegida, que evidentemente no es gratuita. Hacerlo en Navidad tiene mucha mayor repercusión. Podrán criticar lo que quieran, pero no la evidencia, por ejemplo, que ante el desconsuelo de la muchísima gente que se ha quedado en la pobreza en la actual crisis económica, sólo hay un referente en España para dar cobijo a gente afectada ahora especialmente, y ese referente no es otro que una ONG católica, Cáritas, la mayor del Estado. Y aunque algunos de estos 'ateos' (en masculino) requieran de sus 'servicios' algún día, que no duden que no les van a pedir 'carné'.

¿No hubiera estado mucho mejor empleado dicho dinero en el combate de la pobreza y no en la promoción de la crispación social? "Deja de preocuparte y goza de la vida"... es fácil decirlo desde una posición bienestante olvidando que en la sociedad hay quien aunque quiera no puede.

TMB, la compañía pública de autobuses de Barcelona, "se reserva siempre el derecho a veto para impedir que se lleven a cabo campañas que vulneren los principios elementales recogidos en el Estado de Derecho". Por lo tanto, también es cómplice de esta insensatez.

Debemos convivir conjuntamente, mal le pese a esta y otra gente.

4 Comentarios:

emma dijo...

La verdad es que esta publicidad va en contra de ellos mismos. Es muy penoso que para reforzarse en sus creencias tenga que ir a la contra de los que no piensan ni sienten igual que ellos. Parece ser además que los que no estan relajados son ellos mismos cuando invierten el dinero y la atención en campañas que no respetan a los demás. Y que en esta falta de respeto participe una compañia pública es una verguenza. Los medios de comunicación demuestran que se alimentan de la morbosidad pero esto no es tampoco ninguna novedad.

Valentín dijo...

Lo que está claro es que esta campaña no hubiera podido hacerse en otras grandes ciudades españolas como Madrid o Valencia. ¿Por qué será está falta de respeto en Barcelona?

Ser Pensador dijo...

Hola amigos:

Me parece absurdo reclamar por algo así, sobretodo cuando constantemente se está incentivando a la población a creer en la existencia de dios. Este "combate" (hacer creer a todos que dios existe) es inmensamente superior a una simple publicidad en un autobus, sin embargo, casi nadie reclama.

Saludos.

Bayo

SER PENSADOR

F. Xavier Agulló dijo...

Estimado Bayo, ciertamente la ética o la responsabilidad social no son ciencias exactas, y como ciencias sociales está sujetas a subjetividades. Pero la realidad es que no percibo como tan importante en la actualidad el incentivo a creer en Dios, mientras que en cambio sí parece que se va instaurando una nueva religión, el ateismo, que no deja de ser una religión. Pero no siendo esto en si mismo objeto de tratamiento desde un punto de vista ético o socialmente responsable, como tampoco lo es la política partidista o el fútbol, sí lo es la publicidad y la comunicación. Personalmente critiqué fervientemente las declaraciones del Papa en las que asociaba 'valores religiosos' a Paz, cuando la realidad incluso le lleva la contrario (donde mayores valores religiosos hay, p.e. en EEUU o el mundo islámico, parece que hay mayor cultura de guerra). Si ello era una 'publicidad' (o relaciones públicas vaya, pues fue una rueda de prensa) irresponsable, también me parece de extremo la publicidad de la asociación catalana atea y la de Londres. Te digo con toda verdad que disfruto de la vida tanto o más que si no tuviera creencias religiosas. Pero a pesar de la subjetividad del tema, he intentado introducir objetividad, como puedes ver. Aunque es de recibo que no todo el mundo vaya a 'comulgar' con esta opinión, que es subjetiva como todas. Saludos y gracias por pasarte de nuevo por aquí. Un abrazo.

Entradas anteriores