Cristal, una de muchas cervezas machistas

. sábado, 20 de febrero de 2010

Por F. Xavier Agulló. "¿Y no tiene alguna cerveza que no sea machista?". Y es que el Perú tuve que ver gran cantidad de anuncios de esta cerveza, "la rubia del Perú" (ya el eslógan lo dice todo), haciendo uso gratuito de cuerpos esculturales de mujeres. Parece claro su posicionamiento de mercado: no sólo hombres, sino hombres con poco cerebro.

Cada vez es más raro el ver dicha publicidad machista para mentes vacías, pero todavía existe. Pregunté si no había movimientos u organizaciones que promuvieran la abnegación de dichos mensajes publicitarios, y la respuesta fue poco convincente. Hasta que la responsabilidad individual de las personas no se traduzca en activismo individual, seguirá existiendo irresponsabilidad colectiva.

4 Comentarios:

Jakson Velasquez dijo...

En colombia es aguila, y esta respaldada por las chicas aguila y esto vende que da miedo, aqui no se dice que la cerveza hay que venderla sino distribuirla

eduprecidente (con c ) dijo...

No se si hay una publicidad responsable, pero me cuesta creer que no haya una publicidad, que no nos prometan , salud ,fuerza ,destreza, juventud, alegría, libertad, en un snack o en un par de zapatilla.
saludos.

claudia dijo...

Crecimos con el machismo que cierta publicidad nos parece normal. Algunas nos damos cuenta y defendemos nuestro derecho de paridad pero somos tomadas como "rojas" por las "damas" encontrar a alguien más que quiera defender el derecho de igualdad y sobre todo el derecho a no ser tomadas como a la misma cerveza debería ser lo que nos mueve para que nuestras hijas sean tratadas de otra manera.

Un abrazo

F. Xavier Agulló dijo...

Debemos defender nuestros ideales más allá de etiqueta que preveamos que nos vayan a poner, sin ello nuestro mundo no cambiaría nunca. El código publicitario, en una sociedad tan mediatizada, es clave para la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. Si las empresas tiran por la vía 'fácil' de usar gratuitamente el cuerpo femenino para sus ventas (sin tratarse de ropa interior o cosmética p.e.), hay que denunciarlas o hacerles ver que se equivocan. Ahora bien, si ese 50% de la población potencialmente consumidora no se mobiliza, tampoco va a servir de nada. Bien pues Claudia.