A las seis en casa

. lunes, 7 de enero de 2008

Por F. Xavier Agulló. El sindicato español UGT se ha sumado al lema 'A las seis en casa' para impulsar la conciliación de la vida laboral con la familiar y personal, y es que aunque seguramente en el resto del mundo sea una hora habitual para estar en el hogar, no pasa así en España. A más de una patronal o empresa le va a agarrar un soponcio, pero en cualquier caso la conciliación entra de lleno en la agenda sindical.

La conciliación es un aspecto cualitativo, por lo que en muchos países o sectores sigue en un segundo término debido a la necesidad de mejoras cuantitativas como horario laboral, salario o estabilidad en el empleo. Pero son cada vez las personas las que están empezando a estar dispuestas a reducir incluso su salario a cambio de mayor calidad de vida y flexibilidad.

Qué lejos parece quedar esa "Wall Street" de Michael Douglas, Daryl Hannah y Charlie Sheen que hace ya 20 años, en 1987, puso de moda la figura del 'yuppie' manhattaniano y "El arte de la guerra" de Sun Tzu. En mi caso fue realmente un referente para el mundo laboral que todavía tardaría unos años en empezar formalmente, y aunque no soy precisamente un buen ejemplo de 'conciliador' en la actualidad, sin duda la conciliación entre la vida laboral y la familiar y personal se va convirtiendo en un caballo de Troya del mundo moderno, y ello a pesar de los cada vez más insuficientes salarios y dificultades para el acceso a la vivienda, al menos en España.

No hay duda que ha tomado mayor relevancia ante la masiva incorporación de la mujer en el mundo del trabajo las dos últimas décadas, pero el primer paso para la conciliación pasa por que los hombres también se convenzan de que es un aspecto por el que deben luchar; luchar no tanto con la empresa o la sociedad, sino más consigo mismos. La conciliación es un eslabón hacia la igualdad, pero también para evitar los cada vez más relevantes riesgos psicosociales en el ámbito laboral.

Eso sí, en el caso español será necesario que de querer mayor calidad de vida quienes trabajan hagan un esfuerzo para aumentar significativamente la productividad laboral, entre las más bajas de Europa, aunque quizás una mayor conciliación nos lleve precisamente a ello. Pero como no está claro que es primero, si el huevo o la gallina, mejor nos concienciamos para ambas cosas: centrarse en aprovechar al máximo las horas de trabajo y... a las seis en casa.

5 Comentarios:

info@jo-oh.com dijo...

Ojala se cumpla! sobretodo para los que tienen niños y quieran disfrutarlos

Marc Ambit dijo...

No recuerdo exactamente la fuente, pero hace poco más de un año se publicaron los resultados de un estudio a nivel europeo que exponía que España era el país en el que más horas se trabajaba a la vez que era el menos productivo !!!

Personalmente, dedicándome a dar formación sobre herramientas de mejora del trabajo veo, día a día, el porqué esto ocurre. Y l@s culpables no son l@s que acuden a mis cursos sino l@s que les mandan hacerlos :-)

Otro tema que debería entrar en la agenda de la próxima legislatura, les guste o no.

F. Xavier Agullo dijo...

En posteos anteriores reflexionaba precisamente sobre dicho estudio (Conciliar con horarios más racionales con el ciclo familiar y Conciliación: calentar la silla o cumplir objetivos).

Cuando hablas pues de que entre en la agenda política das en el clavo, pues es por donde debe entrar, aunque hay movimientos cívicos en pro de dicha racionalización de los horarios, es desde la iniciativa pública donde debe abordarse la acción.

Francisca Fernández dijo...

en Chile tenemos igual problema.. lamentablemente impulsado por las empresas de retail que se han fusionado de una manera vertiginosa, estableciendo una legislación practicamente paralela, donde rige la explotación y la falta de confianza.

lamentable!

Mayli López Rodríguez dijo...

Será un mal de muchos países ... pero en México los horarios suelen ser muy matados... es una cuestión de calidad y más que de calidad es de endocalidad... la verdadera calidad se mide en un parámetro en concreto mayor productividad en menor costo y ese costo incluye el humano... la endocalidad en sí se define a que el trabajador se sienta cómodo en el trabajo y que tenga una vida confortable. Yo pienso que confundimos la productividad con quedarse tiempo extra en el trabajo, la verdadera productividad y la verdadera eficacia y eficiencia queda marcada a raíz de que las ocho horas de trabajo basten. Saludos cordiales.

Entradas anteriores