Las propuestas económicas del 15-M dejan clara la voluntad de sentido del movimiento

. viernes, 29 de julio de 2011


Por Cristina Almirall. El apoyo del Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz al movimiento 15-M le da mayor credibilidad, tras asistir a una de sus asambleas.
Aquél día realizó unas declaraciones, que no pasaron desapercibidas pues dijo, entre otras cosas que deben buscarse ideas nuevas cuando fracasan las viejas y hay que pensar en medidas más sociales y solidarias.

Con este apadrinamiento el Grupo de Trabajo de Economía de los Indignados ha elaborado propuestas económicas concretas

Propuestas que se han recogido y aprobando por consenso en cada uno de los seis subgrupos mediante los cuales funciona el Grupo de Trabajo de Economía. A saber: empleo, empresas, viviendas, política económica, sistemas financieros y relaciones económicas globales.
“El documento se constituye como herramienta de información y debate, entendiendo que se trata de propuestas abiertas que habrán de ser perfiladas y desarrolladas en el futuro gracias a la colaboración de todas las personas, grupos, asambleas y organizaciones que deseen participar en ello”.

Éste es el primer borrador publicado por Economía:

1- Derogación de los capítulos de la última reforma laboral que “signifiquen un aumento de la precariedad, una reducción de los derechos laborales y un deterioro de los regímenes de pensiones”.

2- Reducción efectiva de la jornada laboral y de la vida laboral “hasta cumplir cumplir todas las necesidades de empleo de la población”.

3- Aumento del salario mínimo interprofesional hasta equipararlo con el resto d Europa y hacerlo correspondiente con las condiciones actuales de vida. Y regulación de los salarios máximos.

4- Paralización de los desahucios hasta que se consiga la reforma de la Ley Hipotecaria para establecer la dación en pago (entrega de la vivienda) como forma de saldar las deudas hipotecarias. Créditos hipotecarios a un máximo de 20 años y por no más del 60 por ciento del valor de tasación de la vivienda. Creación de un organismo tasador público independiente.

5- Creación de un parque de vivienda público en régimen de alquiler social. “Un organismo público independiente catalogará y censará las viviendas vacías para su posterior puesta en uso en función de la renta y situación de cada persona”.

6- Prohibición de expedientes de regulación de empleo en empresas que dan beneficios.

7- Medidas fiscales para incrementar los ingresos y la progresividad del sistema. Entre ellas, aumento de los tramos y los tipos máximos del IRPF, persecución del fraude, endurecimiento de la tributación de las SICAV hasta su eliminación en toda Europa, creación de un impuesto que pene los movimientos especulativos y reducción progresiva de la imposición directa.

8- Restablecimiento de la banca pública. Y control del sistema bancario en general: paralización inmediata de la privatización de las cajas de ahorro, separación de las actividades de inversión y especulativas y exigencia de responsabilidades penales y patrimoniales a gestores financieros, agencias de calificación e instituciones.

9- Abolición de los paraísos fiscales.

10- Cumplimiento de la ley de pronto pago por parte de las administraciones públicas para evitar los problemas financieros y el cierre de pequeñas y medianas empresas.

11- Equiparación de derechos y obligaciones entre todos los trabajadores, con independencia de su adscripción al régimen general o autónomo.

12- Implantación del balance social en todas las empresas. Además del balance económico, las empresas deben dar cuenta de su gestión social (respeto a los derechos de los trabajadores, transparencia en la administración y cuidado del medioambiente).

13- Moratoria en el pago de la deuda externa española y la que otros estados tengan con España hasta “realizar una auditoría integral “que pueda determinar su legitimidad”.

14- Cumplimiento de la legislación más garantista en materia de derechos por parte de las empresas españolas en el exterior.

15- Imposición de impuestos globales sobre bienes públicos globales a transacciones financieras internacionales y actividades que afectan al medioambiente.

Se puede estar de acuerdo o no con estas ideas, pero nadie afirmará que “Los indignados” no tienen ideas ni contenido.

Pero es más, además de no estar vacíos no son inmóviles, pues desde consensuar estas propuestas han organizado entre otras cosas una manifestación pacífica para realizar un Manifiesto de denuncia contra el Banco de España, el Banco Central Europeo y las agencias de calificación de deuda.
Así como presentar en el Congreso sus demandas.

Más información: http://madrid.tomalaplaza.net/

0 Comentarios:

Entradas anteriores