El Consumo Consciente: Una Excelente Manera Proteger El Medio Ambiente

. viernes, 28 de octubre de 2011

Serpiente del Oriente Ecuatoriano, por Laura FähndrichPor Laura Fähndrich. La Humanidad consume un 25% más de recursos naturales de la capacidad de renovación de la Tierra. Si no cambiamos de hábitos de consumo, en 50 años necesitaremos dos planetas Tierra para cubrir nuestras necesidades en agua, energía y alimentos (1). Hay que reaccionar. El consumo consciente es responsabilidad de toda persona compradora.

Quien consume de forma consciente es quien en sus decisiones de consumo tiene en cuenta los procesos de fabricación del producto y sus repercusiones sociales y medioambientales. Es decir, es la persona que se preocupa por saber de dónde viene el bien que está comprando y qué hay “detrás” de él; qué impacto, bueno o malo, tiene ese producto sobre la existencia de quienes consumen, la sociedad y la naturaleza. Es, por definición, una persona consumidora mejor informada.

La información necesaria para realizar elecciones acertadas se puede encontrar en páginas web, en revistas especializadas y en asociaciones de consumidores. Es importante que la persona consumidora sea proactiva y busque, ella misma, los datos que le facilitarán la toma de decisión de consumo consciente. Esta búsqueda de información es clave para definir el papel de quienes consumen.

En principio, nuestro rol de personas consumidoras nos sitúa en el último peldaño del sistema económico, lo que nos convierte en responsables finales de los productos que se producen y se venden. Sin embargo, de cada quien depende que nos quedemos en ese peldaño o que cambiemos las cosas. Con nuestra manera de consumir, de utilizar los productos y de deshacernos de ellos, podemos transformar la economía y el mundo en que vivimos. Cada decisión de consumo, grande o pequeña, tiene una influencia sobre el sistema y ejerce presión sobre el mercado. En definitiva, cada decisión tiene una influencia sobre nuestras vidas.

Como seres consumidores tenemos un poder que aún no hemos explotado como debiéramos. Este poder, es el resultado de miles de millones de elecciones de consumo y es nuestro canal de comunicación. Es nuestra “voz” en el mercado que sólo se oirá si cada cual es consciente de lo que consume.

Por esta razón, cada persona que consume tiene una parte de responsabilidad a la hora de definir el mundo en que vivimos. Debemos tomar conciencia del poder que tenemos y cambiar el planeta practicando, cada día, el consumo consciente.

(1) http://www.geomundo.com.br/meio-ambiente-40132.htm

Entradas anteriores