La pérdida de la inocencia del Tercer Sector

. domingo, 20 de agosto de 2006

Últimamente se ha puesto de relieve, más aún, la importancia de la transparencia de las ONG. Un reportaje de la televión pública catalana, claramente poco documentado, y un artículo en la sección La contra de La Vanguardia, que atacaba los periodistas pero destacaba la necesidad de trabajar la transparencia, han puesto en la palestra la confianza en las entidades del Tercer Sector.

Nada justifica la poca profesionalidad de los periodistas de TV3, pero es cierto que el Tercer Sector ha vivido de los réditos de ser por naturaleza 'buenos', sin pensar que es necesario parecerlo y justificarlo. Si las ONG no son capaces de justificar la buena gestión, se da pie a qué la sociedad pueda empezar a desconfiar del Tercer Sector. Sabemos que la generalización de actuaciones minoritarias es una práctica a la que nos tiene acostumbrados nuestra sociedad, pero precisamente por este motivo es necesario encontrar herramientas que faciliten una absoluta transparencia, no sólo como herramienta justificativa, sino sobre todo preventiva.

POST RELACIONADO: Las ONG son empresas

1 Comentarios:

Juan Royo dijo...

Te doy la razón en todo: la transparencia es la clave de la RSC. Sólo si se es transparente se puede elegir los productos que compramos, las empresas en las que queremos trabajar o las inversiones que financiar