Canalizar ayuda en 160 caracteres

. miércoles, 8 de agosto de 2012

Sybase 365 expone las pautas para que ONGs, instituciones y empresas utilicen el teléfono móvil como herramienta para hacer llegar ayuda a quien lo necesite

El banco Dutch Bangla Bank Limited (DBBL) ha puesto en marcha recientemente un programa piloto junto con el ‘Programa Mundial de Alimentos’ de Naciones Unidas (WFP) en Bangladesh, a través del cual más de 200 beneficiarios recibirán ayuda alimenticia a través de sus teléfonos móviles, mediante el uso de la aplicación de banca móvil de DBBL.

Hay que tener en cuenta que muchas personas en países en desarrollo no tienen acceso a un banco, pero si que cuentan con un teléfono móvil. Mediante este proyecto piloto, la población de Bangladesh recibirá dinero en una cuenta móvil a través de sus dispositivos móviles, y podrán usar este dinero para comprar comida en diversos negocios locales autorizados. El móvil es una herramienta que está usando el ‘Programa Mundial de Alimentos’ para hacer llegar ayuda y prestar asistencia a poblaciones de Níger o Zambia, y no solamente es un modo de proporcionar asistencia a personas que lo necesitan, sino que también es una forma de aportar fondos a la economía local.

¿Podemos utilizar al móvil como nuevo medio para distribuir ayuda ante un desastre?

Después del terremoto de Haití en 2010, la red de telefonía móvil del país fue la primera red en volver a estar en funcionamiento. Muchas organizaciones de ayuda recurrieron al móvil para encontrar supervivientes, para recolectar donaciones (Cruz Roja usó este método para recaudar 7 millones de dólares en 24 horas, gracias a las donación de 10 dólares por parte de miles de personas que mandaron un simple SMS), y para compartir información sobre distribución de alimentos, medicamentos o para facilitar refugios.
Una historia similar la encontramos en Japón el año pasado, tras el terremoto y posterior tsunami. Las donaciones móviles llegaron de todo el mundo. La gente que estaba viviendo en Japón se puso en contacto con familiares y amigos a través de las redes sociales y sus teléfonos móviles, y pudieron recibir notificaciones y mensajes de las autoridades públicas con distintas informaciones relevantes (cortes de suministros, reparto de ayuda...).

A medida que los dispositivos móviles y las plataformas de banca y dinero móvil se van generalizando, es fácil imaginar un futuro donde las agencias de ayuda pueden recurrir al canal móvil para maximizar todos sus esfuerzos a la hora de organizar, recolectar y distribuir la ayuda, debido a los menores costes (no hay necesidad de transporte o puntos de distribución física), mayor privacidad, mejor seguridad, y lo que resulta más importante en estos casos: la inmediatez que ofrece el canal.

Fuente: Sybase 365

3 Comentarios:

comida saludable dijo...

Una buena iniciativa para ayudar a quienes lo necesitan...

Desatascos Barcelona dijo...

Absolutamente, el portable se volvió indispensable para todos en nuestra vida cotidiana... El smartphone con sus aplicaciones ofrece una fuente infinita de posibilidades que facilita la vida...

Desatasco Barcelona dijo...

Yo desde luego me estoy planteando medios alternativos a las ONGS para hacer llegar dinero al tercer mundo o a lugares concretos en donde ha habido una catastrofe, porque he oido que las ONGS se llevan mucho dinero del que donas y al final a quien quieres que le llega igual no se lleva ni una cuarta parte