El integrismo de L'Arche de Zoé inspira la "nueva" Intervida

. miércoles, 14 de noviembre de 2007

Por F. Xavier Agulló. Veremos en qué termina el caso de la ONG francesa L'Arche de Zoé, démosles también la presunción de inocencia. Pero me preocupan algunas declaraciones de sus impulsores, según las cuales el fin justifica los medios. De hecho, en su reiteración en este discurso podemos ver en la recepción a su web, hoy mismo, simplemente un video bajo el título "En Darfur, una criatura muere cada 5 minutos", con el cuál intentan justificar la acción, a pesar que parece que incluso ella misma ha reconocido que las 103 criaturas no eran huérfanas.

La actitud, tan occidental, de que sólo en Occidente sabemos lo que le conviene al tercer mundo es una muestra clara de 'superioridad aria', integrismo y falta de respeto hacia otras sociedades. El que muera cada 5 minutos una criatura en Darfur no significa que haya que desarraigarlas por la fuerza de sus familias, sin su consentimiento. Asume la inferioridad de las sociedades del tercer mundo, refuerza un modelo en el que sólo la caridad, los peces, merece la pena pues además sana nuestras almas en su camino hacia el Cielo, mientras que ayudar las sociedades a desarrollarse, las cañas de pescar, no es útil porqué nunca sabrán autogestionarse. Con ello alargamos la agonía del tercer mundo, coartando su capacidad de crecer en base a su propio modelo de desarrollo.

Detrás pues de la ideología de L'Arche de Zoé hay pués una actitud muy peligrosa, la de seguir dando simplemente peces en vez de cañas de pescar. Pero se preguntará: ¿qué tiene eso que ver con Intervida?

En una reciente entrevista a la agencia de noticias EFE, la cabeza visible del trío de administradores judiciales de la Fundación Intervida, Àngel Miret, se pone de relieve que "hasta ahora, la ONG [Intervida] basaba su cooperación en la creación de infraestructuras, fundamentalmente sanitarias o docentes -sólo en Guatemala tiene 1.800 escuelas-, pero 'el nivel de gasto que eso comportaba es brutal', según Miret, por lo que la disminución de recursos puede acabar modificando el modelo de intervención de Intervida." Claro, la disminución de recursos que ha provocado este 'abordaje' o intervención judicial...

Y ese cambio de modelo de intervención o de cooperación de Intervida significa, según él, que "posiblemente en el futuro la actividad de Intervida deba apostar más por las 'actuaciones orientadas directamente a las personas', es decir por las ayudas destinadas a las comunidades necesitadas o a sectores de población desfavorecidos, que por las infraestructuras." Es decir, dar peces.

La desconcertante intervención de esta entidad, ya de por si 'extraña', toma cada vez derroteros más impensables. Y todo ello a pesar de haber reconocido los mismos administradores, a las dos semanas de llegar, que no faltaba ni un solo euro y que, de hecho, tampoco hay irregularidades contables.

Entonces me pregunto: ¿qué diablos están haciendo todavía los piratas en el barco mercante que abordaron? Que se produzca un 'abordaje legal' por dudas respecto a la gestión de la entidad ya no me parece muy de recibo y menos cuando no estaba demasiado justificado ni claro en este caso, pero mantener la 'abordaje' de la entidad y empezar a desballestarla, a saquearla en definitiva, me parece ya de lo más preocupante.

Pensemos que Intervida ha perdido ya un tercio de sus apadrinamientos, más de 100.000. Esperemos que este proceso realmente nos lleve a un esclarecimiento de verdaderas irregularidades por parte del juez Garzón que el resto del sistema judicial no ha sabido encontrar, porqué sino, estaríamos ante un caso gravísimo.

Intervenir una entidad por si acaso, es medida preventiva, pero una vez dentro cambiar su modelo de cooperación ya no sé como llamarla... ¿me ayuda? Hundir el barco mercante que iba camino de convertirse en la primera ONGD del mundo (y sin ningún tipo de ayuda pública!), y que además intervenía proporcionando cañas de pescar en vez de peces (como hacen la mayoría de las otras ONG y agencias públicas de cooperación), es un acto de alta deslealtad hacia el tercer mundo, una muestra del integrismo y del desvalor con el que el mundo occidental encara su relación con el tercer mundo.

Antes de que sea demasiado tarde -si es que no lo es ya-, Intervida debería ser desintervenida y devuelta a sus fundadores, mientras tenga lugar si quieren en paralelo una investigación profesional sobre cualquier duda que les pueda quedar... o callar para siempre.

12 Comentarios:

Jose Luis Garces dijo...

Al fin empiezo haber comentarios claros sobre nuestras políticas en el tercer mundo.

rosa alonso dijo...

El tema de Intervida parece que vaya a alargarse en el tiempo. Y eso me preocupa.
Por qué tanto tiempo si se tenia tanta claridad al principio? Será que no saben encontrar lo que buscaban? Será que no pueden encontrar lo que buscaban?

Para mí, el tema del Arca de Zoé, es mucho más complejo. Además, como bien dices, esconde el trato de "superioridad del norte respecto el sur".
Y ese trato se da en algunas "ONG" del país que enmascaran su actitud real bajo campañas políticamente correctas.

Ahora, viene cuando me pregunto si llegará algun dia en que nos planteemos realmente el modelo de cooperación internacional. Ya estamos tardando.

Anónimo dijo...

Me gustaría que por favor detallase un poco más el argumento según el cual destinar fondos a la construcción de infraestructuras es "dar cañas de pescar" y proporcionar otras ayudas a las comunidades es "dar peces". El ejemplo de la agencia oficial de cooperación japonesa es claro, sólo se dedica a construir escuelas y hospitales sin ton ni son. Me sorprende también su argumento porque el tal Miret ni siquiera dice que es lo que harán a partir de ahora, puede ser mucho mejor.

Por otro lado si han perdido 100.000 socios, ¿cómo van a mantener ese nivel de gasto en infraestructuras?, parece lógico que Intervida redefina su forma de trabajar, otra cosa es que usted no este de acuerdo con esto lo hagan los administradores judiciales.

Por último dar el salto de: “El integrismo L’Arche de Zoé inspira la “nueva” Intervida” me parece cuanto menos tremendamente exagerado y carente de cualquier justificación lógica.

F. Xavier Agullo dijo...

Estimado anónimo: el problema no es que "si han perdido 100.000 apadrinamientos qué van a hacer sino", sino que el problema es que los han perdido debido a la intervención, innecesario a la vista de los hechos en la actualidad. Es decir, es como si el siguiente paso fuera: "bien, tienen razón, ahora hemos visto que no pasa nada en Intervida, pero ya que la hemos abordado, por política de hechos consumados ahora no la vamos a abandonar".

Los administradores judiciales, o mejor dicho, el sistema judicial y la administración pública se han metido en un embrollo del que no saben salir si no es haciendo una salida hacia adelante, en simplemente culpar la pérdida de apadrinamientos (provocada por ellos, todo un paroxismo) a la necesidad de un cambio de rumbo.

Invertir en infraestructuras es una opción tan digna como ofreciendo asistencia, ayuda humanitaria o enviando recursos materiales y humanos (es decir, lo que llamo dar peces, pues ello no ayuda a autodesarrollarse a las sociedades). Lo que no es posible es que cierta parte del tercer sector y del ámbito académico, de ideología purista (y a quien llamo, ciertamente con exagerada vehemencia pero queriendo ser claro, integrista) afirme que sólo lo que ellos creen por modelo de cooperación es posible, y que modelos empresarializados como el de Intervida no es bueno.

5 millores de beneficiarios o 1800 escuelas en Guatemala no me parece una mala forma de 'hacer cooperación', como mínimo no me parece peor que lo que hacen otras grandes ONG más centradas en el carácter asistencial.

No conozco qué hace la agencia de cooperació japonesa, pero sí por ejemplo nuestra AECI española. En su próximo libro de investigación, el periodista Chicote pone como ejemplo un ordenador que la AECI envió a una familia de una comunidad aislada... y que estaba encima de la mesa del comedor... como 'florero', pues no tenían electricidad.

Es decir, ese pez no se puede cocinar ni comer.

Y llamo integrismo y lo asemejo al caso de l'Arche de Zoé porque es la actitud que hay detrás de ambos casos: la prepotencia de creer que se tiene la verdad absoluta, que no es posible facilitar que sean las propias sociedades las que se desarrollen a 'su manera'.

Y Miret deja clarísimo amigo anónimo lo que quiere hacer: dedicar recursos a las personas, es decir, lo más fácil, dar simplemente ayuda directa o asistencial, o sea, peces!!

Oscar Chamat dijo...

Hola,

Los invito a leer la siguiente publicada en un blog amigo. Una reflexión que considero bastante acertada, o como mínimo, interesante.

Reflexiones sobre el arca de zoe


Saludos

omchamat
blog
http://lasmiradasperdidas.blogspot.com

Anónimo dijo...

¡Qué listos estos Administradores! ¿Pero administradores de quién y para qué?
Erase una vez unos defensores de la verdad y el orden. LLegaron con sus credenciales, nada más subir al barco de Intervida enseñaron su pasaporte especial de la Generalitat.
Una vez en el barco, lo primero mantener la calma:
- Estamos aquí para salvaros de los malhechores, decian a todos, a los trabajadores, a los padrinos... .
Para seguir apaciguando y ganarse la confianza , reunieron a todos los directores del sur que pudieron, muy ufanos doraron la píldora a cada uno de ellos.
Ni ellos ni los artifices de la intervención querían un motín en el barco, el tesoro completo no estaba en sus manos.

Pero cual es el propósito además de agarrar el dinero. Pues está muy claro... DISOLUCIÓN. Una palabra muy peligrosa para nombrarla ahora mismo.
Lo que ocurre es que ya vemos mejor "las orejas al lobo" o mejor dicho el garfio al pirata grandullón o ANGEL EXTERMINADOR.

Lo voy a explicar muy clarito :
Ahora mismo siguen sin enviar nada a los proyectos de Guatemala, Perú y Bolivia, proyectos de desarrollo por supuesto a largo plazo, que quieren conseguir: ahogarlos, matarlos, y mientras ellos eludiendo responsabilidades y diciendo tonterias a la prensa. Que digan la verdad y que dejen trabajar como se estaba haciendo.

Con la disolución todos "jodid.." menos ellos. Vaya ejemplo para el mundo...

Anónimo dijo...

Pero vamos a ver, qué tendrá que ver el no construir infraestructuras con que crezca el asistencialismo... acaso construir (dar) escuelas, centros sanitarios, canchas deportivas o graneros no es dar y dar... y poca caña de pescar?? Acaso destinar el 30% del dinero anual de Intervida es enseñar a pescar? Por favor, menos demagogia.

Y sirva de ejemplo, que ya antes de la intervención había la decisión, de los anteriores gestores, de reducir las infraestructuras. Así que no hagamos y digamos vaguedades, de nuevo muy atrevidas, porque es lo que tiene el desconocimiento de la realidad.

Señor Agulló, está, cada vez más, pecando de soberbia.

Anónimo dijo...

...y si no se envían fondos a Guatemala, Perú y Bolivia, es porque los ex-gestores movieron sus hilos para desentenderse de Intervida en España, y aprovechando, como de costumbre, las legislaciones diversas, poder seguir usando las organizaciones en estos países a sus anchas.

Y sí, ellos desaparecieron de las juntas directivas, no así sus fieles, que casi todo se puede comprar.

Pero resulta que durante años, esos últimos días del año en que todos estamos de resaca, las cuentas de Intervida echaban humo enviando fondos de reserva a Guatemala y Perú, con lo que cuentan con una buena reserva (únicamente autorizada por el ex-presidente) para que se sigan desarrollando todos y cada uno de los proyectos, no sólo este año, también el próximo y el siguiente.

Así que de ahogados nada, a menos que el ex-presidente lo permita.

Bien?

F. Xavier Agullo dijo...

Demagogia, soberbia... Bonitas palabras, en especial porque en si mismas no dicen nada más que el sentido que les quieran dar quienes las usan.

Precisamente son esas mismas palabras las que me vienen a la mente al pensar en las gentes integristas (bueno, dejémoslo en puristas) que acusan a los legítimos gestores de Intervida de algo malo...

Hace unos días el periodista Javier Chicote, que ha realizado una investigación sobre la transparencia del tercer sector y que publicará pronto en Granica, comentaba en un debate en Antena 3 TV como había solicitado las cuentas a diversas ONG, entre ellas Intervida (quien se las envió) y a Intermón (quien no se las envió).

¿Por qué quienes se llenan la boca de transparencia son quienes no quieren dar cuentas? ¿Es que acaso Intermón oculta algo?

Bueno, pues creo que no. Pero simplemente 'datos' como este han servido para 'cocinar' titulares en medios de comunicación contra Intervida. Son datos que, incorrectamente 'cocinados' nos llevan a conclusiones erróneas o, en todo caso, subjetivas.

Demagogia, soberbia... Son términos que son igual de válidos en mi boca como en la de otras gentes. Simplemente porque no significan nada.

Un análisis crítico y objetivo de las informaciones es lo que nos aporta la opinión propia, que simplemente TENGO. Que no se confunda verdad con opinión.

Si hay alguien que sabe tanto sobre la 'verdad' de Intervida, que lo haga público, que lo denuncie, para que así todo el mundo podamos conocer la verdad.

Por el momento, dado que todo son cocinas y subjetividades, y falta de 'verdad', seguiré con mi 'opinión', que es tan válida, igual, que quién asegura conocer esa la 'realidad'. ¿A qué realidad se refieren? ¿A la verdad o a su 'opinión'? A esta última claro, la verdad sólo corresponde a la resolución final del caso, para lo que me temo que quedan años, si es que alguna vez llegamos a saberla.

Mientras tanto, yo, como muchísimas personas más, cada día más, dudamos de esta 'opinión' que quieren vendernos como verdad. Queremos saber también el punto de vista del otro lado, ¿por qué los medios no nos invitan a conocer la otra cara? ¿quién quiere esconder algo?

Porqué de momento sólo hay dos cosas claras: no falta dinero y no hay irregularidades contables, dicho por los propios administradores judiciales. El resto son 'simples' opiniones, como la mía.

Anónimo dijo...

Si por algo se caracterizaron los antiguos gestores de Intervida fue por la insultante incapacidad de ejecución. Lo que comenta uno de los post es rigurosamente cierto, a final de año se enviaban ingentes cantidades de dinero a "fondos de reserva", generalmente cerca del 50% del total recaudado del año.
Así, la perdida de 100.000 padrinos tiene una importancia relativa, aunque los tuvieran no sabían como gastar el dinero que éstos habían donado.
Que Intervida tiene o pretende cambiar el modelo de cooperación?
Es posible, los administradores actuales carecen de la experiencia necesaria para gestionar una Ong de ese tamaño.
Pero eso no hace bueno a los antiguos responsables, que fueran incapaces de gastar lo recaudado (no digo el 100%, ya que eso es prácticamente imposible) y que como norma se metiera en el banco casi la mitad de los fondos obtenidos ya lo considero una estafa en toda regla.
Si además parte de ese dinero se utilizaba para financiar empresas ruinosas y que jamás daban beneficios para a su vez financiar proyectos, la estafa se multiplica por dos.
Lo que diga el imberbe de Javier Chicote carece de toda objetividad, habría que aclarar que este pseudo periodista está financiado por los fundadores y ahora inhabilitados responsables de Intervida. Su fijación con Intermón es altamente sospechosa. Además, sin ser yo un defensor a ultranza de Intermón, debo decir que cualquiera puede estudiar la memoria económica de esa organización en su página web, ni más ni menos que lo que la antigua Intervida hacía.
Es mentira que Intervida publicara jamás auditoría alguna de sus proyectos, nunca nadie ha podido ver negro sobre blanco las inyecciones de dinero a sus "supuestas" empresas sociales ni los agujeros económicos convenientemente reparados con dinero de los padrinos.
Lo de que no falta dinero, vamos a dejarlo. A día de hoy la actual Intervida no puede controlar ni gestionar los fondos de reserva que existen en Guatemala y Perú, controlados únicamente por Eduardo Castellón o alguno de sus testaferros. Ese dinero supera los 120 millones de Euros.
Decir que no falta dinero es un eufemismo, que Angel Miret afirme semejante cosa no se enmarca más que en un intento de negociar el retorno de parte del dinero, o peor aún, a que todavía ni se ha enterado.
No puedo dejar de comentar la última aparación pública de Rafael Puertas, intentando lavar su imagen y salvar los pocos muebles que le quedan. Propongo que lo entreviste Jesús Quintero, ya sólo nos faltaría la colina.

F. Xavier Agullo dijo...

Hay algunos datos interesantes en lo que comenta. Eso sí, sólo los objetivos, pues otros tienen una carga subjetiva importante:

·Que Chicote esté a nómina de los exfundadores: podría ser como no, pero dado que a mi me han acusado de lo mismo y sé (lógicamente aquí sí) la absoluta verdad, lo dejaré como un exhabrupto fuera de tono.
·Quitar valor a las 'treinta mil' auditorías por las que pasaba/pasa Intervida, a su ISO 9001, etc., es un acto como mínimo irresponsable y tendencioso, y más cuando entonces se da validez a otras cosas menos contrastadas.
·Quitar valor a las palabras de Miret, quien ha visto realmente lo que pasa dentro, y que afirma que no falta ni un euro, es también igualmente tendencioso y parcial. ¿Cómo va a decirlo si realmente no es así, cuando es precisamente su ÚNICA función como administrador judicial? Su función no es cambiar el modelo como intenta ahora, es no tocar NADA y auditar, investigar, etc.
·Intermón tiene de transparente lo que cualquier otra ONG, es decir, nada de nada. Es un problema compartido por todo el tercer sector. ¿Con qué financió sinó las pérdidas que seguro tuvo su línea de comercio justo durante años y años? Pues con donativos, claro está, algo también 'ilegal'. En todas partes cuecen habas.

O sea, es necesario ser coherente, y aceptar las evidencias en contra de la intervención en las mismas condiciones que se acepten las favorables.

Dicho eso, quería comentar dos aspectos interesantes que me parecen de auténtico debate objetivo.

Por un lado el hecho de que parte de los fondos no se hayan podido ejecutar. Intervida creció, y no tengo datos exactos debo decirlo, enormemente en los últimos 5 años. ¿Es probable que hace 5 años tuviera un presupuesto de cuánto? ¿15, 20 o 25 M €? En cualquier caso, en 2006 fue de cerca de 90 M €. Es decir, sea como sea, un crecimiento exorbitante, seguramente tuvo un éxito incluso inesperado para sus propios fundadores. El éxito en la captación de fondos no se pudo corresponder, en ese periodo de tiempo, con una aplicación en el Sur, de ahí el remanente. También decir que las ONG disponen de 3 años para ejecutar los proyectos desde que reciben el dinero, y eso está auditado. No tengo porqué tener dudas respecto a la profesionalidad de la auditoría.

Siendo pues cierto que había dinero no aplicado, que en cualquier caso no es ilegal (si no supera los 3 años) sino en todo caso discutible a nivel ético o moral, la pregunta que debemos hacernos es si la ONG no estaba en el camino de adaptarse a dicho volumen ingente de fondos. No dejo de preguntarme qué podría haber sido de esta ONG en otros 5 años de haber mediado habilidad para poder aplicar, con nuevos modelos y métodos, dichos fondos. Estaríamos seguramente ante la mayor ONG del mundo, o de las mayores, da igual. ¿No es de recibo dar confianza a alguien a quien le acaban de llover ingentes cantidades para aplicar? ¿No es de recibo dar confianza en que sabrá como aplicarlo en los próximos años dentro de los plazos legales para hacerlo?

En segundo lugar, la interesante reflexión sobre las empresas sociales. El argumento de que las empresas son 'ruinosas' no deja de hacerme pensar en que el problema sería, en todo caso, que dieran pingües beneficios. Pero que las empresas sociales no den beneficio, ¿no es de hecho una muestra de falta de ánimo de lucro como es propio de una ONG? ¿No deben las empresas sociales ser una herramienta para aplicar de forma más flexible los fondos y no una fuente de 'beneficios' en si mismas? Aunque así no fuera, ¿cuántos años tardan las empresas, sociales o no, en poder generar beneficios? Mientras dichas empresas cumpliera su función no veo donde está el problema, o de momento en sus primeros años.

Sigo pues con todo ello pensando que estamos ante un debate ético, moral o subjetivo en cualquier caso sobre cómo debe ser el modelo de intervención del tercer sector, pero para nada ante algo ilegal.

jose dijo...

Estimado F Xavier:
Como señalas, hacer que la cooperación sea construir escuelas es una opción legítima, y desde luego, discutible. Lo que no puedo entender (porque no se sostiene) es que no invertir el dinero en hacer aulas sea asistencialismo. Por ejemplo, formar profesores ¿es asistencialismo? Trabajar con las autoridades educativas de un país para mejorar los planes educativos ¿es asistencialismo? Apoyar la organización de cooperativas que mejoran la producción de alimentos y los comercializan ¿es asistencialismo? Apoyar a grupos de mujeres para que con microcréditos monten pequeños negocios y formarlas para que los gestionen ¿es asistencialismo?

No sé lo que pensarán hacer los nuevos gestores de Intervida, pero lo que sí sé es que simplemente construyendo infraestructuras seguramente se está más cerca del "dar peces" que apoyando a las comunidades con formación y organización, que entiendo es lo que debe parecerse a "dar cañas".

Y con todo, lo que además debe hacer una ONGD es denunciar y exigir a los poderes públicos y privados (aquí y allí) que con su actuación influyen en la pobreza, que tengan políticas y prácticas a favor de los pobres. Siguiendo con el ejemplo, si das cañas, pero no haces nada ante quien envenena el rio aguas arriba, o vende a previos abusivos los anzuelos, o monopoliza la compra del pescado pagando precios de miseria... puedes estar haciendo una cooperación muy coja.

Ojalá se clarifique pronto y con justicia lo que pasó con la gestión de Intervida, porque su intervención seguro que perjudica a todas las ONGD (para mucha gente esto será la excusa perfecta para seguir sin implicarse y colaborar con nadie). Pero sobre todo, ojalá se avance en exigir a las ONGD que muestren y expliquen como están ayudando a cambiar la vida de la gente, sea construyendo escuelas, con programas de apoyo a las comunidades.

Entradas anteriores